“iLevitable”: La transformación de Ileana Cabra

(Foto: Luis Alcalá del Olmo)

Luego de una década con la agrupación Calle 13, la cantante Ileana Cabra, mejor conocida como iLe, se lanza al mar musical con nombre propio.

“iLevitable” es el título de su primera producción discográfica como solista, la cual salió al mercado el 3 de junio, y donde hace despliegue de su potente voz. El disco, donde colaboraron varios de sus familiares -incluyendo su padre, Joey Cabra; su hermana, Milena Pérez Joglar, y su fenecida abuela, Flor Amelia de Gracia-, contiene 12 temas musicales donde se percibe una influencia de la música del ayer, pero revestida con sonoridades contemporáneas.

Con el corazón en la mano, y en la garganta, esta joven de 27 años de edad se adentra en el sentimiento, en ese feeling musical de antaño, con el que define un nuevo estilo sonoro. De esa manera, logra alejarse de aquella adolescente apodada PG-13 para darle paso a una personalidad más madura que parece conectar mejor con la poesía.

Para iLe esta nueva etapa se trata de intimidad, de lograr conectar con el público a través de canciones que emocionen, no por diversión –aunque algunas lo son como “Te quiero con Bugalú”-, sino porque cuenten aquello que conecta con el sentimiento.

“Siento que hoy en día esa emoción (que imperaba en la música del ayer) se ha distanciado, como que pienso que el objetivo (de las canciones) es algo más externo que interno y a mí siempre me mueve más lo que mueve desde adentro, lo que hace cuestionar otras cosas, lo que te transporta. Por eso creo que las canciones del ayer de alguna forma me movieron a irme por ese lado que conecta emocionalmente”, expresó la vocalista en entrevista con El Nuevo Día.

Aunque con una personalidad clara que se distancia de las propuestas rítmicas de Calle 13, “iLevitable” hubiese sido imposible si la joven no hubiese tenido la experiencia de tocar con sus hermanos, René Pérez y Eduardo Cabra, quienes la invitaron a formar parte de su proyecto musical en el 2005, cuando ella apenas tenía 16 años de edad.

“No creo que hubiese pasado porque pienso que gracias a mis hermanos fue que me percaté que cantar era lo que me gustaba hacer. Yo cantaba desde chiquita en la familia, pero lo mío era el piano. Estudié piano por ocho años en el Conservatorio de Música (de Puerto Rico), y aunque ahora lo tengo abandonado, para mí yo iba a ser pianista toda mi vida, cantar era un pasatiempo, algo que yo sabía hacer y me gustaba, pero nunca le di importancia hasta ese día que René me llamó para hacer el tema ‘La Aguacatona’. Recuerdo decirle, ‘pero si yo no canto, ¿por qué me estás mandando a hacer esto?’. Pero en realidad todo fue encaminándose a eso”, relató.

En su nueva propuesta, sin embargo, sus hermanos no tienen una participación activa. Eduardo Cabra colaboró en “Caníbal” –primer sencillo en promoción- y René Pérez sirvió de asesor y de escucha. iLe dijo que lo decidió así porque necesitaba desarrollar sus propias ideas, madurar en su proceso creativo.

“Creo que era algo natural, como cuando uno está trabajando en muchas cosas y uno dice ‘espera, qué yo tengo que hacer, déjame hacerlo yo, mejor lo manejo yo misma para ver cómo lo hago’. Así que era algo que tenía mucha curiosidad de ver qué salía. Obviamente, si me hubiese sentido en algún momento atrapada, pues quizás recurría a ellos, pero como fue fluyendo todo tan chévere y me gustaba cómo se estaba sintiendo, pues me dejé llevar y salió todo”, indicó la joven que contó en el disco con la colaboración estrecha de su compañero y baterista de Calle 13, Ismael Cancel, quien fungió como coproductor del proyecto.

En la producción discográfica, en tanto, sí tienen una presencia protagónica las mujeres de su familia, en especial su abuela Flor Amelia de Gracia, quien era cantante y compositora, aunque nunca se dedicó formalmente a la música. Esta mujer fue la que le ayudó a encontrar su voz propia, ya que le insistía que no imitara voces, sino que buscara su estilo.

“Cuando me escuchaba cantando La Lupe, que me encantaba imitarla, me decía: ‘no, no cantas la canción igual que ella, hazla tuya’. Gracias a ella fue que me fui percatando de que esa voz propia es súper importante porque es lo que hace a uno único”, compartió.

De su querida abuela –que murió antes de ella completar el disco-, incluyó en “iLevitable” dos temas, “Quién eres tú” y “Dolor”, la que logró cantar a dúo con Cheo Feliciano.

La canción el intérprete la grabó en el 2012, pues ya Ileana Cabra sabía que en algún momento haría un disco propio. Cheo llegó a escuchar la versión de estudio del tema, pero nunca pudo apreciar la versión final, pues falleció en un accidente de tránsito en abril de 2014.

Además de esta melodía, en el álbum se incluyen canciones como “Out of Place”, único tema en inglés, y “Rescatarme”, entre otras que son de la autoría de iLe. Figuran también “Triángulo”, de Milena Pérez Joglar; “Maldito sea el amor”, de José Luis Abreu “Fofe”, y “Qué mal que estoy”, de Juan Botta Righi.

“Lo que quiero es conmover de alguna forma y que este disco llegue casi de alma a alma con la gente”, dijo la artista, como quien sabe que eso será algo “ilevitable”.

 

El Nuevo Día
por: Mariela Fullana Acosta / publicado: 22 de junio de 2016